60 AÑOS DE HISTORIA EN CONTROLES NO DESTRUCTIVOS

CGM, acrónimo de Corrado Gianni Milano, una experiencia arraigada en el sector de los Controles No Destructivos desde hace 60 años.

El Sr. Corrado Gianni, fundador de la empresa, se distinguió durante la segunda guerra mundial como saboteador de naves enemigas llevando siempre consigo un pequeño amuleto de la suerte: un caballito marino.  Después de la guerra, el Sr. Gianni hizo de su amuleto de la suerte el símbolo que dio vida a la actual empresa. Fundada en 1958, la actividad comercial se extiende a varios campos de actividad, como los controles coloristas textiles, automatismos, transmisiones oleodinámicas y electromecánicas. Posteriormente, con el desarrollo de la demanda del mercado de los controles de calidad en el sector industrial, se favoreció la actividad en el ámbito de los controles no destructivos, reduciéndose progresivamente la de los demás sectores. Paralelamente, en los años sesenta se inició una primera producción en la primera fábrica de Cormano, al norte de Milán. Un fuerte aumento de la producción vio al Sr. Gianni se vio obligado a trasladar la producción a una fábrica más grande: en 1972 se construyó la primera fábrica en Opera, revisada más adelante en 1980, que se convierte en el establecimiento de la actual sede de la compañía.

Paralelamente al aumento de la producción, el crecimiento en la actividad de exportación hizo de CGM CIGIEMME S.p.A. uno de los puntos de referencia a nivel mundial en el campo de los controles no destructivos.

En 2016 la estructura fue reestructurada, pero manteniendo inalterada la identidad y el estilo de la empresa.

Fuerte de sus 60 años de experiencia en el sector, CGM CIGIEMME S.p.A. es una realidad que exporta alrededor los un 70% de sus instalaciones en todo el globo, resultando uno de los principales exponentes en el mercado.

  • Oficinas CGM Cigiemme

2016 – Re-styling establecimiento en Opera – Milán